Universitario y con chequera, sueño por un día…

Me parece estar viendo justo ahora a la promotora frente a mí:
– No tiene costo de mantención… ¿Qué mejor?- me dijo sonriente.
– ¿Y esa maravilla hasta cuando dura?-  Le respondí, apuesto que ligerito me van a cobrar…
– No, eso no va a pasar, ten confianza, es un producto hecho para estudiantes – me respondió segura.
Jamás había tenido una chequera cerca, ni tarjeta de crédito, ni nada por el estilo.  De vez en cuando y bien a lo lejos, uno que otro cheque pasaba por mis manos, pero no eran de una cuenta mía, sino pagos que había recibido…
Y frente a mi estaba ella: la promotora, sonriente y regia en aquella mañana radiante de marzo.  Ubicada estratégicamente a un costado del patio de la facultad y justo frente a la “cafeta”, ofrecía cuentas corrientes en un vistoso stand bajo el toldo de los colores del banco.
Y mientras yo la miraba embelesado, Carloncho, mi mejor amigo, firmaba los papeles inclinado sobre en la mesa plegable.  De pronto, la promotora, casi coqueta le pide:
– Sonríe, esta es la foto firmando tu primer cheque…- Y Carlos simulaba firmar el documento.
La verdad es que era todo como mágico y no me di ni cuenta cuando a mí también me estaban tomando una foto similar…  Claro que la emoción de ese instante no se comparó con la del día que firmé el primer cheque… me compré un disco duro pa’ mi tarro…
Qué fácil es la vida así, te tratan de otra forma… pude ir a carretes con la tarjeta, pagar en un pub… comprarle un regalo a la Caro… invitarla a comer… ¡si hasta una vez me rajé con unas luquitas de bencina para mi compadre…!
Pero nunca hablé de mi cuenta corriente en la casa, mi vieja no habría entendido, ella no fue a la U, apenas terminó la básica… todo lo compraba con dinero contante y sonante…
Cuando me llegó la primera cobranza por mora, suerte que ella no estaba y no lo notó.  Yo me preocupé, traté de ponerme al día y no pude, la deuda subía mucho… nunca me hablaron de los intereses y gastos por atraso… traté de ocultar la situación todo lo que pude… pensé que iba a pasar piola… hasta hoy, hasta esta mañana que ya no es luminosa, sino fría y húmeda por la gruesa garúa que moja todo…
Y frente a mi esta ella: mi madre, con cara de preocupada, incrédula y de no entender nada.  Había ido a abrir la puerta porque estaban golpeando:
– Hijo… este señor anda con carabineros, dice que viene del juzgado a hacer un embargo, por una deuda tuya, yo le digo que está equivocado.  Ven, ayúdame a explicarle…
En qué mierda estaba pensando cuando acepté la chequera… ¡¡trágame tierra!!
—————————————————————————–
Nota del autor:  El endeudamiento juvenil es un problema real en nuestro país.  La VI Encuesta Nacional de Juventud del INJUV demostró que hay más de 2 millones de jóvenes endeudados/as, lo cual se traduce en cerca del 50% de la población juvenil de Chile.  Ya en el año 2007 una encuesta del mismo organismo sobre “Jóvenes y Endeudamiento” daba a conocer que más de $1.100.000  adeudaban cerca de 113.000 jóvenes entre 15 y 29 años en la Región de Valparaíso, generando como discusión si la morosidad juvenil es un tema de responsabilidad personal o de falta de educación.
En mi opinión, tienen una gran responsabilidad individual los/as jóvenes protagonistas de la historia, quienes se endeudan sin medir las consecuencias.  Pero más grave aún, también hay una tremenda responsabilidad social en las empresas, que entregan los créditos sin ningún filtro a gente que no tiene por dónde acreditar ingresos.
La prensa escrita y la TV han realizado algunos reportajes sobre la materia, y las autoridades han intentado señalar la gravedad de la situación, pero lamentablemente, el problema pareciara estar lejos de superarse.
Anuncios

3 pensamientos en “Universitario y con chequera, sueño por un día…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s