La pizza “mula”… ¿y el restaurante…? también…

Histérica y engañosa publicidad, que primero nos seduces y luego nos niegas lo que nos ofreces…

Jorge acababa de salir del cine con sus dos hijos, Javiera y Daniel, de siete y cinco años respectivamente.  Habían visto una divertida película infantil, pero ahora faltaba la segunda parte de la salida de fin de semana: pasar a comer algo rico…

El padre los llevó relajadamente a un local de comida dentro del mismo mall.  Daniel quería tomar helado de chocolate y lúcuma y Javiera quería pizza.  Jorge también quería comer algo, por tanto pensó que lo más adecuado era pedir una pizza para los dos y dejó que Javiera la escogiera.  La niña entusiasmada tomó la carta y escogió su favorita: napolitana, pero sin las aceitunas.

Después del rato de espera finalmente el pedido llegó, Daniel tenía su copa de helado mientras que Javiera y su papá tenían la pizza.  Jorge ya se animaba a servirla cuando Javiera lo interrumpe con un tono que reflejaba cierto nivel de decepción:

Pizza en familia– Papá, yo no quiero de esa pizza…

– Pero Javierita… es la pizza que tu pediste… – responde el padre.

– No, no es. – replica la hija.

– Javiera… – contesta Jorge con un dejo de impaciencia – es la napolitana… no empecemos con mañas hija…

Javiera con un rostro de incomprendida señala la fotografía de la pizza en los letreros del restaurant:

– Mira papá… ¡esa es la pizza que pedí yo… ¿ves que es otra…?

Jorge a su vez mira las la pizza de las fotografías, chorreando queso, llena de jamón, con grandes rodajas de tomate, apetitosa y ve la que tiene enfrente suyo en la mesa… Llama al mesero y le dice:

– Señor ¿puede traerme una pizza napolitana por favor?

El mesero lo mira extrañado:

– Disculpe, pero su pizza es napolitana…

Jorge sonríe e indicando la gran fotografía del letrero del restaurante le dice:Rico Trozo de Pizza

– No lo pongo en duda señor, sólo que cuando la elegimos vimos una de ESAS napolitanas, ¿podría traernos una igualita, por favor?

Para la reflexión:

¿Te han sucedido situaciones similares?
¿Como reaccionas tu cuando te entregan un producto que no es lo que te prometieron en la publicidad?
¿Te dejas influenciar por la publicidad a la hora de adquirir un producto o servicio?
¿Indistintamente de las regulaciones legales que puedan existir, qué debiéramos cambiar en lo personal para que situaciones como la del relato no vuelvan a ocurrir?
  • ¿Te han sucedido situaciones similares?
  • ¿y como reaccionas tu cuando te entregan un producto que no es lo que te prometieron en la publicidad?
  • ¿Te dejas influenciar por la publicidad a la hora de adquirir un producto o servicio?
  • Indistintamente de las regulaciones legales que puedan existir, ¿qué debiéramos cambiar en lo personal para que situaciones como la del relato no vuelvan a ocurrir? está claro que los “sanguches” y la comida en general son mejores en la foto… Pero hasta cuándo vamos a tolerarlo?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s